El salmorejo es una crema suave, ideal para una comida fresquita de verano. Tradicionalmente se sirve con huevo y jamón, pero hoy hemos querido veganizar esta receta cordobesa, para que sea libre de crueldad animal. ¡Vamos allá!

Es una receta muy sencilla y totalmente saludable, además de deliciosa y natural. Sin duda nada mejor para estos días de calor, que un buen plato de salmorejo fresquito.

Es un plato típico de Andalucía, concretamente de la ciudad de Córdoba. Y es muy parecido al gazpacho, pero tiene una textura más cremosa y una consistencia espesa al incorporar más pan en la receta,
Además, el salmorejo puede ser una cena ideal para esos días en los que llegamos tarde a casa y no nos apetece cocinar algo muy elaborado, porque es un plato rápido de preparar y comer. Para que esté aún más sabroso puedes añadirle un chorrito de aceite por encima.

Salmorejo, una receta estupenda, muy refrescante, sencilla y deliciosa. Es un plato natural y muy fácil de preparar y fácil de veganizar. ¡Está listo en 10 minutos!

 

Ingredientes:

Para el salmorejo:
• 1 kilo de tomates
• 150 g de pan
• 150 ml de aceite de oliva virgen extra (2/3 de taza)
• 1 cucharada de vinagre (opcional)
• 1 cucharadita de sal
• 1 diente de ajo pelado

Para los toppigs:
• 100 gramos de tofu
• 1/3 de cucharadita de cúrcuma molida
• Aceite de oliva
• Una piza de sal negra del himalaya
• 40 gramos de seitán o jamón vegano

 

Cómo hacer salmorejo vegano – Paso a paso

 

1. Vierte todos los ingredientes en una batidora o robot de cocina y bate hasta que se hayan integrado por completo.

2. Deja enfriar en la nevera durante al menos 1 hora.

3. Desmenuza el tofu con un tenedor.

4. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, saltea el tofu junto a la cúrcuma durante 5 minutos.

5. Añade al final la sal negra para darle sabor a huevo.

6. Reservar el huevo vegano.

7. En la misma sartén, saltea el seitán para que quede más crujiente. Puedes darle un toque ahumado con pimentón ahumado o con especias bbq.

8. Sirve un bowl de salmorejo con el huevo vegano y el seitán. ¡A disfrutar!