Inglaterra quiere reducir un 30% el consumo de carne

por Redacción
07/22/2021

El gobierno británico recomienda consumir un máximo de 70 gramos de carne al día para combatir el cambio climático.

Inglaterra busca implementar una nueva estrategia alimentaria tras exponer, con todo lujo de detalle, el daño que el actual sistema alimentario y ganadero causa al medioambiente y a nuestra salud. La producción alimentaria actual, sobre todo de alimentos de origen animal, es el mayor destructor de la naturaleza y una de las principales fuentes del calentamiento global, sostiene el documento.

El consumo de carne, el gran culpable del cambio climático

El nuevo informe apunta al consumo excesivo de carne es el gran causante de la emergencia climática actual. «Nuestro actual apetito por la carne es insostenible», dice. «El 85% de las tierras de cultivo se utilizan para alimentar al ganado y necesitamos recuperar parte de esas tierras».

Ese 85% de la tierra sólo proporciona el 32% de las calorías que comemos, expone el documento: «Por el contrario, el 15% de las tierras de cultivo que se utilizan para cultivar plantas para el consumo humano proporciona el 68% de nuestras calorías». El informe también aborda el mito de que el ganado alimentado con pasto es más ecológico. «Cuanto más intensiva es la cría de algunos animales, más eficiente en términos de carbono tiende a ser».

Y según estos datos, se recomienda reducir el consumo de carne en un 30% en una década. Si el Gobierno lo aceptara, sería el primer país en tener una estrategia definida dirigida a reducir el consumo de carne. Sin embargo, aunque es coherente con el consejo de los asesores oficiales del Gobierno, el llamado Comité del Cambio Climático, muchos estudios científicos han concluido que se necesitan recortes mucho mayores en las naciones ricas y occidentales si se quiere frenar la crisis climática.

Para ver un cambio real, se necesitaría reducir un 80% el consumo de carne

 

Un importante análisis concluye que los europeos y norteamericanos deben reducir el consumo de carne en un 80% para que su dieta sea respetuosa con el clima. Otro reciente estudio declaraba que era necesario reducir en un 90% el consumo de carne de vacuno para vencer el calentamiento global. Y según algunos investigadores y científicos, evitar la carne y los productos lácteos es la mejor manera de reducir el impacto ambiental en el planeta.

Por el momento, se descarta incluir un impuesto sobre la carne

El informe propone que el objetivo del 30% se logre mediante «incentivos» al comportamiento y la sustitución de la carne por alternativas vegetales, descartando otras medidas propuestas anteriormente como las de incluir un impuesto sobre la carne. La alimentación está profundamente arraigada en la cultura y el Secretario de Medio Ambiente, George Eustice, dijo que sermonear a la gente sobre sus dietas es un enfoque equivocado.

En un sondeo de WWF-Reino Unido se muestra que casi el 80% de las personas consideran que el Gobierno es responsable de garantizar que los alimentos saludables y respetuosos con el medio ambiente sean baratos y fáciles de conseguir. Sin embargo, el cambio ya está ocurrido en la actualidad, ya que la mayoría de la gente acepta que debería comer menos carne, ya sea por razones medioambientales, de salud o de bienestar animal.

Los consumidores más jóvenes y las nuevas empresas de productos vegetales están liderando el camino hacia un futuro menos carnívoro y más vegetal.

 

 

Comparte este artículo en:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad