La eliminación de las excepciones que permiten el sacrificio sin aturdimiento, las matanzas domiciliarias, el fin de la exportación de animales vivos y el aturdimiento para los peces, son algunas de las reivindicaciones.
La organización en defensa de los derechos de los animales Igualdad Animal ha puesto en marcha una campaña de concienciación y difusión que tiene como objetivo visibilizar y ayudar a acabar con el “sufrimiento extremo” de los animales en los mataderos españoles. La ONG reclama, para ello, siete medidas concretas.

Igualdad Animal denuncia que en 2020, en España, se sacrificaron 906 millones de animales destinados al mercado cárnico o ganadero; entre ellos vacas, cerdos, pollos, corderos, cabras, conejos o caballos.

Las investigaciones llevadas a cabo por Igualdad Animal durante los últimos 15 años han documentado cómo muchos de ellos “son matados estando plenamente conscientes, causándoles un sufrimiento completamente evitable”, indica la organización. “Excepciones a las obligaciones legales, vacíos en la legislación y malas prácticas, permiten que esto suceda cada día en los mataderos del país”, denuncia la ONG.

“El enorme sufrimiento que padecen los animales en los mataderos se puede evitar. Llevamos más de 15 años investigando en los mataderos españoles, demostrando la existencia continuada de malas prácticas y el uso de las excepciones y los vacíos legales, para seguir abusando de los animales hasta en sus últimos minutos de vida. Es hora de avanzar como sociedad y reducir el sufrimiento extremo que padecen” indica Javier Moreno, cofundador de Igualdad Animal, organización que ha iniciado una campaña de recogida de firmas para lograr los avances legales necesarios para reducir el sufrimiento extremo que padecen millones de animales cada año en los mataderos:

7 modificaciones legales

Igualdad Animal ha lanzado la campaña MATADEROS, en la que reclama que se realicen 7 modificaciones legales para evitar que se sigan produciendo estos hechos:

1ª- Eliminación de las excepciones que permite el sacrificio de animales sin aturdir

En la Unión Europea la ley exige que los animales sean aturdidos antes de morir, sin embargo, hay excepciones religiosas (rito halal y rito kosher) que permiten que sean sacrificados estando conscientes. “En España 198 mataderos, el 28% de los 700 existentes, utilizan estas excepciones para abastecer a la demanda nacional, pero principalmente porque posibilita la exportación a otros países que exigen el sacrificio religioso”, explica Igualdad Animal.

En diciembre de 2020 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea certificó que los Estados miembros están legitimados para prohibir el sacrificio de los animales sin aturdimiento y a no permitir ninguna excepción al respecto. El fallo tiene en cuenta las últimas técnicas en materia de aturdimiento reversible, que compatibiliza la libertad religiosa y mejora el bienestar de los animales.

Además el 90% de los ciudadanos europeos están en contra de las técnicas de sacrificio que generan sufrimiento a los animales y reclaman que el aturdimiento sea obligatorio y sin excepciones, según una encuesta de opinión realizada recientemente por el Eurogrupo por los Animales.

Por todo ello, Igualdad Animal reclama al Gobierno de España que prohíba estas excepciones.

2ª- Supresión de las matanzas domiciliarias

Todavía hay un gran número de animales que son sacrificados en matanzas domiciliarias en España. La normativa europea, aprobada hace más de 25 años, permite estas prácticas siempre que se aturda al animal antes de matarlo y que exista supervisión veterinaria; condiciones que en la mayoría de los casos no se cumplen.

Igualdad Animal reclama que estas prácticas no tengan cabida en nuestra legislación ya que, reconocen, “la administración no tiene posibilidad de garantizar el cumplimiento de las normas”.

3ª- Eliminar el baño electrificado como medida de aturdimiento de las aves.

Millones de aves se sacrifican cada año estando conscientes en la UE. La causa es la falta de eficacia del baño de agua electrificada en el que les sumergen como método de aturdimiento. Igualdad Animal considera necesario eliminar esta práctica para evitarles tanto dolor y miedo.

4ª- Suprimir el aturdimiento de los cerdos con dióxido de carbono por el sufrimiento que les causa

En el caso de los cerdos, las altas concentraciones de CO2 utilizadas como forma de aturdimiento, les provoca sufrimiento y angustia severa durante entre los 30 y 90 segundos previos a que pierdan la consciencia.

“Una forma de aturdimiento desaconsejada desde 2005 y que contradice los requerimientos incluso de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria”, aseguran desde Igualdad Animal.

5ª- El fin de la exportación de animales vivos a países sin garantías

Igualdad Animal también indica que cada año más de 2 millones de animales son exportados fuera de la Unión Europea y enviados a países “donde no reciben ninguna protección en el momento de su matanza”.

Investigaciones realizadas por la ONG han documentado cómo los animales españoles son sacrificados en Oriente Medio con métodos que serían completamente ilegales en Europa. Igualdad Animal reclama la prohibición de la exportación de animales a destinos donde no se pueda garantizar su bienestar.

Actualmente España es el primer país europeo exportando bovinos vivos y el segundo, después de Rumanía, exportando ovinos. En 2020 se exportaron 1.100.000 bovinos y ovinos principalmente a países de Oriente Medio y el norte de África, según datos de la ONG.

6ª- Instalación de cámaras en los mataderos con supervisión independiente

Igualdad Animal también reclama la instalación de cámaras en los mataderos españoles con supervisión independiente y el acceso a los informes de inspección veterinaria. “Esta medida permitiría a las organizaciones de protección animal prevenir actos de crueldad”, afirma Igualdad Animal.

7ª- Elaboración de normas que obliguen a aplicar sistemas de aturdimiento a los peces

Igualdad Animal asegura que alrededor de 1.000 millones de peces son criados en piscifactorías y matados en la Unión Europea cada año. “A pesar de que ya existen métodos para aturdirlos, no se utilizan y mueren siendo conscientes o asfixiados”.

En España durante el último año y según los datos de la propia industria se sacrificaron 59.811 toneladas de lubinas, truchas y doradas criadas en piscifactorías, indica la organización animalista.

La legislación europea no recoge normas específicas en relación con la protección de los peces en el momento de su matanza, pero el propio Reglamento CE 1099/2009 permite a los estados miembros mantener o adoptar normas nacionales al respecto.

“Solicitamos que se elaboren e implementen normas que obliguen a los mataderos de peces a aplicar sistemas de aturdimiento mecánicos o eléctricos tales como los recogidos en la Norma UNE 173300 o en el Código Sanitario para los Animales Acuáticos de la OIE y se valore su eficacia”, reclama Igualdad Animal.