El Parlamento de Estonia ha aprobado una enmienda que prohíbe las granjas de cría de pieles y obliga a los productores a cerrar sus instalaciones antes del 2025.

La aprobación ha contado con el voto de 55 miembros de la cámara, mientras que 19 diputados han votado en contra de una enmienda que, según un comunicado del Legislativo, «prohíbe solo la cría cuyo único o principal objetivo es la producción de pieles».

La prohibición de las granjas de pieles de animales se debatió en Estonia por primera vez en 2009, y hasta en dos ocasiones los diputados habían votado la propuesta, una en 2017 y otra en 2019, aunque en las dos veces fue rechazada.

Tras la aprobación de la nueva ley que prohíbe las granjas de pieles en Estonia, activistas por los derechos de los animales han aplaudido lo que han considerado como una «victoria histórica para los animales», ya que han criticado, a lo largo de los años, las jaulas y las condiciones de vida de las granjas peleteras.

La peletería está llegando a su fin: la moda de piel de animales ya no está de moda

La Fur Free Aliance (FFA) trabaja de forma incansable para acabar con el comercio de pieles en todo el mundo y ya ha conseguido convencer a algunas marcas de lujo para que dejen de emplear pieles de animales en sus prendas.

Marcas tan icónicas como Versace, Chanel, Prada, Armani, Calvin Klein, Hugo Boss, Ralph Lauren, Furla, Burberry, Michael Kors, Gucci, Donna Karan, el diseñador español Adolfo Domínguez o el francés Jean-Paul Gaultier ya han abandonado en los últimos años el uso de pieles en sus nuevas colecciones.

Todo esto evidencia que lo ético vende cada día más y que la muerte y el sufrimiento ya no están de moda.