¿Cómo saber si un cosmético es vegano?

por Redacción
06/10/2021

Cada vez son más las marcas de cosmética que se suman a la tendencia vegana, ya sea creando sus propias líneas de productos veganos o bien, certificando sus marcas como veganas.

Reconocer un producto vegano, incluso con toda la información a la que podemos acceder hoy en día, puede resultar difícil y confuso; y leer y entender ingredientes y componentes en latín y nombre técnicos lo hace aún más complicado.

Por eso queremos darte las claves para saber si un producto de cosmética es vegano o por el contario contiene algún ingrediente de origen animal.

¿Qué es realmente la cosmética vegana?

Antes de conocer los puntos clave para diferenciar la cosmética vegana, es necesario entender qué es. La cosmética vegana excluye cualquier forma de explotación o producto de origen animal. Esto significa que ni el producto final, ni en el proceso de elaboración, así como los ingredientes son de origen animal.

¿Qué sellos certifican que un producto es vegano?

Las claves de la cosmética vegana son dos: ingredientes 100% vegetales y productos no testados en animales. Para garantizarlos existen varios certificados:

Dentro del mundo de la certificación vegana encontramos el sello otorgado por la Vegan Society, una organización que pretende promover el estilo de vida vegano.

Bajo este sello se certifica que el producto es vegano, es decir, no contiene ningún ingrediente de origen animal, además, tanto en la fabricación o el desarrollo del producto o sus ingredientes no se han usado productos o derivados de origen animal y queda implícita también la prohibición de cualquier forma de experimentación en animales.

Dentro de la certificación ‘cruelty free’ o no testado en animales, encontramos tres sellos que garantizan estos principios.

El sello de PETA: certifica que las empresas ni cobran ni pagan por realizar ningún tipo de pruebas en animales, y que ni los ingredientes ni el producto final se testa en animales. Los criterios para obtener este sello son: un cuestionario y una declaración de compromiso y veracidad. Cada año PETA elabora una lista con las marcas que llevan su sello.

El sello de Leaping Bunny: es el más exhaustivo en sus certificaciones. Acredita que los productos que lo llevan no están testados en animales; incluyendo el desarrollo y el proceso de producción. Además, certifica que ni la marca ni sus proveedores han realizado este tipo de pruebas. El certificado se entrega mediante una auditoría externa en el que la empresa se presenta de manera voluntaria y se renueva cada tres años tres años.

El sello de Choose Cruelty Free (CCF): certifica que ni las empresas, ni sus proveedores testen sus ingredientes o productos en animales. Además de esto, aquellas empresas que pertenecen a otra empresa mayor, están obligadas a certificar todo el grupo empresarial. Para tenerlo las empresas deben realizar una acreditación mediante un formulario y un contrato que se renueva cada poco tiempo.

Algo muy importante a tener en cuenta es que un producto sea cruelty free no garantiza que sea vegano ya que se en cosmética se utilizan ingredientes de origen animal. Por eso si un producto no cuenta con el sello vegano, es necesario fijarse en los ingredientes.

Ingredientes de origen animal que debes conocer

Muchas empresas realizan productos veganos, pero no tienen los sellos que lo certifican. Las razones más comunes suelen ser: ahorrarse dinero o todo el papeleo que debe seguir una empresa para conseguir el sello oficial. Para estos casos, no tenemos más remedio que armarnos de paciencia y leer las interminables listas de ingredientes.
Aquí os dejamos una lista de los ingredientes de origen animal que suelen estar presentes en productos de cosmética:

• Milk: leche de varios animales (cabra, vaca, oveja…)
• Squalane: aceite de hígado de tiburón.
• Cod liver oi: aceite de hígado de bacalao.
• Mink oil aceite de visón.
• Silk: seda o proteína de seda.
• Ácido hialurónico: puede ser de origen animal, aunque también existe una versión sintética.
• Keratin: proteína presente en el pelo, cascos, pezuñas, y cuernos de algunos animales.
• Lanolin y cholesterol: también llamados lanolina y colesterol se extraen de la lana de las ovejas.
• Cera alba, cera de abejas.
• Honey: miel de abejas.
• Carmine o cochineal extract: es un pigmento natural que se utiliza como colorante y se extrae del insecto cochinilla.
• Collagen: normalmente procedente de huesos y cartílagos de algunos animales.

Ya has podido comprobar que encontrar cosmética vegana es fácil si aparecen los sellos en los etiquetados. Cuando estos sellos faltan la mejor opción es buscar alternativas que los tengan o investigar más sobre la marca y sus productos. Actualmente las propias marcas, aunque sin certificación, aseguran que sus productos son veganos, para asegurarnos de que una marca no testa en animales, la mejor opción es preguntar directamente mediante un correo electrónico o por sus redes sociales.

Comparte este artículo en:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad