Antibióticos y granjas industriales, un peligro inminente.

por Redacción
07/14/2021

 

El abuso de antibióticos en la ganadería intensiva favorece el desarrollo de bacterias resistentes a este tipo de medicamentos, constituyendo una de las amenazas más serias para la salud pública mundial en la actualidad.

Se calcula que más de 35.000 personas mueren cada año en España por culpa de la resistencia a los antibióticos.

 

USO DE ANTIBIOTICOS EN LA GANADERÍA: UN PROBLEMA PARA LA SALUD

La mayor parte de los antibióticos no se administra a animales enfermos, sino que se administran de forma sistemática a animales sanos. Esta práctica se utiliza para poder mantener las condiciones actuales de hacinamiento de miles de animales en las granjas industriales. El hacinamiento favorece la aparición de enfermedades, principalmente por la misma acumulación animal y por la situación de estrés, que genera una inmunosupresión crónica.

El constante suministro de antibióticos a animales vivos supone una sobremedicación tanto para los animales como para las personas que los consumen.

España es líder europeo en el uso y abuso tanto de los pesticidas como de los antibióticos, lo que significa que son dos caras de un mismo modelo productivo. La industria ganadera española usa 402 mg de antibióticos por kilogramo de carne. Eso es cuatro veces más que Alemania (que tiene el doble de vacas y el mismo número de cerdos) y seis veces más que Francia (que tiene tres veces más vacas). El consumo total de antibióticos en salud humana fue en 2016 de 136,38 mg/kg de biomasa mientras que ese mismo año fue de 362,4 mg/kg de biomasa en veterinaria. Si en los humanos existe la sobremedicación, en los animales productivos la situación actual es crítica.

 

LA ALIMENTACIÓN TIENE UN PAPEL FUNDAMENTAL EN LA SALUD

La alimentación insana es el factor que más incide en la salud de la población española, a una distancia considerable de otros como el tabaco, el alcohol, las drogas o las enfermedades transmisibles. Y dentro de la categoría de riesgo alimentario, el más importante es el abuso de los ultraprocesados y los alimentos cárnicos. En concreto, el 60 % de toda la salud perdida por culpa de una alimentación insana puede atribuirse al consumo excesivo de carne.

España es el país que más carne consume de la Unión Europea. Los últimos datos del Ministerio de Agricultura declararon un aumento del 10,5% en 2020 del consumo de carne en los hogares, al que dedican el 20% de su presupuesto para la alimentación. España es el país que más carne consume de la UE.  Según la Organización de las naciones Unidad en España se consumen 98,79 kilogramos por persona y año. Esto equivale a unos 275 gramos diarios, cuando las recomendaciones científicas internacionales marcan unos 300 gramos a la semana. Para alcanzar unos niveles saludables y sostenibles, en España tenemos que reducir un 84% nuestra ingesta actual de carne.

Por este y otros motivos relacionados con la promoción de dietas saludables y sostenibles, deberíamos  reducir el número de raciones de carne, lácteos o huevos, y sustituirlos por productos vegetales.

 

Comparte este artículo en:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad